EFH Höchst – Projekte / Einreichungen – QUERFORMAT . Architektur und Bauleitung…

Posted on

EFH Höchst – Projekte / Einreichungen – QUERFORMAT . Architektur und Bauleitung ZT GmbH

El recompensa de montaña y el rododendro son miembros de la comunidad Heath, relacionados con las rosas y las azaleas, que prosperan en los Montes Apalaches del oeste de Carolina del Finalidad. Estos árboles a menudo se encuentran creciendo juntos en densos matorrales. En la primavera, los rododendros florecen con racimos de flores rosadas, blancas y, a veces, moradas. Las flores de recompensa de montaña crecen juntas en densos grupos de blanco. Cuando estas flores aflojan su agarre, caen al suelo del bosque creando una maravillosa alfombrilla blanca de pétalos. Uno y otro árboles son de hoja perenne con hojas de color verde umbroso y brillantes. Las hojas de rododendro son generalmente más grandes y más alargadas que el recompensa de montaña.

El recompensa de montaña y el rododendro a menudo son víctimas del proceso de pulcritud y preparación de un sitio doméstico. Estos árboles generalmente se queman como residuos. La reutilización de estas ramas evita que se desperdicien en una hoguera y en su extensión trae su belleza rústica a su hogar. Las características naturales de estas extremidades retorcidas son un complemento consumado para una residencia rústica. Los artesanos expertos pueden ensamblar estas ramas a través de carpintería compleja en arreglos deslumbrantes de belleza rústica.

Las ramas de los laureles de montaña y los árboles de rododendro son adecuadas para su uso como baranda o pantalla decorativa. Cuando se usa en una baranda, se prefieren ramas de beocio diámetro de menos de 1.5 pulgadas. Las partes superiores e inferiores de las ramas se “intercalan” fácilmente entre dos piezas de madera para una realizable instalación. Los pasamanos rústicos que se ensamblan en el sitio por artesanos expertos parecen como si hubieran crecido en su extensión. Las secciones preensambladas de la baranda se pueden fraguar a la largura para la entrega a su ubicación. Las ramas más gruesas pueden servir como postes para sostener la baranda rústica para aumentar su belleza y complejidad.

Las ramas de recompensa o rododendro de montaña de viejo diámetro que las utilizadas en pasamanos están disponibles para su uso en estructuras exteriores, pérgolas, miradores, barandillas de puentes y mucho más. Una plazoleta rústica al garbo desenvuelto podría tener troncos naturales para las paredes y el situación del techo, ramas más pequeñas para pantallas de privacidad e incluso tener muebles hechos con ramas.

Todavía hay muchas aplicaciones adentro de la casa. Una gran escalera abierta en una casa de campo de montaña sería impresionante con una baranda de madera rústica única. Estos pasamanos igualmente se ven muy aceptablemente en balcones y lofts en casas de cabañas de madera. Las ramas más grandes se pueden usar en su estado inalterado como acentos interiores y decoraciones únicas. Los muebles rústicos de montaña, desde sillas y mesas hasta estructuras de cama y oficinas, se pueden fraguar con esta versátil madera.

El recompensa de montaña y el rododendro aportan belleza rústica natural a un hogar. Los artesanos expertos ensamblan los palos y las ramas de esta madera versátil en muchos artículos incluyendo los pasamanos de madera rústicos, los edificios exteriores tales como gazebos y los muebles casuales que imparten la examen y la sensación del bosque a su hogar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *